Seguidores

miércoles, 28 de enero de 2009

Cincomilcuatrocientasveces 4

No es un tick, ni tan siquiera una manía, ni la respuesta a un jeroglífico incomprensible, es simplemente un latiguillo, una respuesta, una forma de hablar, incomprensible a veces, es cierto, pero es la jodida forma de pasar de un tema, de un objeto, de un libro, de una película, de un grupo, la ignorancia total hacia él -Cincomilcuatrocientasveces-.
-¿Entonces que pensais hacer?-
-Pues realmente no lo sé, igual esperamos a septiembre y giramos al norte, se está agotando la despensa-. La verdad que nunca supe de donde, incluso imaginaba que serian una especie de suministradores lisérgicos, camellos de felicidad impostada, suministradores de risa fácil pero no, la verdad era tan simple que resultaba triste incluso, desechar cualquier teoría arriesgada y aventurera. Mi amigo Ernesto era solo un camarero de un bar que un buen día dijo hasta aquí, y que solo necesitó una excusa para salir por pies de la monotonía de una vida estancada, de un presente vacío, de un futuro triste de viuda joven, y llegó porque a veces la vida nos pone delante de los ojos las soluciones que buscamos en cada segundo de nuestra existencia, y al fin ves y oyes, dejas las inseguridades y te conviertes en el centro del mundo y todo gira a tu alrededor. Eso fue Alma para Ernesto.
Pero nunca llegaron a septiembre.
-!!Vaya cara tío, cualquiera diría que has visto a Elvis pero bailando una canción de Arjona¡¡
- Cualquier día te tragas la llave del doce, pringao-
_Seeeeeeeeee vale, que no soy adivino y veo que vienes calentito, pero si he de ponerte más aún lo dices eh,-. Y riéndome a boca llena como un bobo adolescente, empecé a sentir la sensación de que cuando se mete la pata hasta el mismísimo fondo, el infierno puede llegar a ser un lugar idóneo para unas vacaciones de verano y perderte hasta que llegue el otoño-.¿Que pasa?.-
-.No está-. - ¿Quién no está?-.
- ¿Te llegó la grasa al cerebro y bloqueaste los cables?,¿tu quién crees?-
No. No quiero, me niego a ser yo el que lo diga, aunque lleve esperando a que suceda esta escena, tranquilo, respira, interpreta bien tu papel. -Ni idea, !!como no sueltes por esa boca¡¡-
-Alma no está, se acabó, finito-
Y sí, lo sabía, un susurro, un delgado hilo de voz casi imperceptible, tras la puerta del baño, el alquimista, el querer saber, las malditas ganas de querer saber y oír, y escuchar un lo siento, un fué un error y un como crees, claro que te hecho de menos y salir a prisa y nervioso. Y silenciar cincomilcuatrocientasveces cuando no tuve que hacerlo.
Cincomilcuatrocientasveces que no era asunto mío..
Cincomilcuatrocientasveces que miré hacia otra parte
Cincomilcuatrocientasveces que arrojé tu amistad a la basura, veo el dolor que provocan otros, y no quisimos advertirte los demás.

8 comentarios:

erker dijo...

amigo...atrapante relato, saludos desde la patria hija paria

la fairy azul dijo...

seguimos con el misterio. tendremos que regresar...
por qué no habrán llegado a septiembre?
un beso

Claudia dijo...

hola antonio me gusta tu forma en que relatas. besitos y te seguiré

La última de la fila dijo...

Siento como si estuviéras leyéndomelo tú, con la voz tranquila en una tarde gris de otoño.-

Me quedo...puedo?

L.U.

David M. dijo...

Dale mas estructura. Separa los parrados. Sera mas fácil de leer y no perderás mas que unos minutos.

:) en hora buena

cams: diosa de la luna dijo...

Hola Antonio! me da gusto que hayas visitado mi blog, que por lo que veo me falta bastante gente para que lo lea jajaja, por aqui te estare siguiendo, muchos saludos...

Por ciero que buen termino: papasfritas!

Doll legs dijo...

Gracias por visitarme ;)!!

luna dijo...

sigue,sigue...