Seguidores

lunes, 8 de junio de 2009

Un fin de semana perfecto (1)

Eran las doce de una noche clara de plata y las calles rebosaban una alegría bullanguera propia de un fin de semana. La ciudad repleta de bares parecía abrir sus puertas a todos los huéspedes y ofrecía sus mejores galas. Aunque todo iba a cambiar en un fin de semana absurdo y distinto. Al menos para un buen número de personas. Entre ellas, yo.
Habíamos quedado sobre las nueve de la noche del viernes en la puerta de una taberna céntrica, idea de Carlos, -así vamos entrando en calor antes de cenar-. Allí estábamos Carlos, Jaime, su pareja: Leo, Arantxa y yo. Esperábamos a unos amigos de Carlos, que al final resultaron ser cinco, pero no me quedé con ningún nombre. Lo típico de las presentaciones; ¿te dedicas a?,¿ tu que tal con la familia?, ¡no sabía que Jaime fuera gay!, en fin, toda esa retahíla de tonterías que se dicen para romper el hielo, pero que al día siguiente se recuerdan como verdaderas estupideces. Después de dos o tres cervezas, no recuerdo exactamente, el director de orquesta, si Carlos como no, nos dirigió como un GPS humano entre las callejuelas del centro de la ciudad hacia el restaurante.
Era de esos modernos de ahora. De esos que mientras le estas metiendo mano a una ensalada especial de la casa, aparece un gordote barbudo gritándote en la oreja Oh Sole Mío. La concurrencia con la boca abierta, no lo logro entender la verdad, yo medio mosca, y al novio de Jaime solo le faltaba bailarla. Esta noche va a ser larga, pensé. Ya creo que lo fue.
Al segundo plato, el grupo A, así definido por Arantxa por su parecido al Equipo A;- están toditos colgaos, solo les falta el furgón negro-, había casi agotado las existencias de rioja del lugar. La cosa iba, al menos hacia el pedo absoluto pensé.
Casi siempre que es uno mismo el que sufre la espera de su segundo plato, suelen ocurrir tres cosas: la primera, miras al resto de comensales con una especie de suerte ajena. La segunda, sentir sienta extrañeza por la tardanza en preparar una pasta carbonara y la tercera, despellejar visualmente a tus interlocutores sin ánimo de ofensa, por supuesto. En esas estaba yo, cuando un miembro muy activo, superactivo diría yo del grupo A y sentado lo mas lejos posible de mi, entonaba no se que diatribas sobre cierto espectáculo- ya veréis, ya.
Aquí esta mi pasta, que deleite. Si, vosotros con el postre pero yo saboreando este placer. Me contaron que era la especialidad de la casa y sin duda lo es. Y a esto que se apaga la luz de pronto y, joder no puedo ver ni lo que como, que gentuza, un hombre medio desnudo bailando no se qué de sobrevivir. Esta canción es de Mónica, genial, muy reina ella. El novio de Jaime me introduce en el mundo underground por no decir gay. Por cierto, me llamo Andrés, fui compañero de facultad de Jaime. Yo soy Alejandro pero en el ambiento me llaman Alex, ¿No te parece de la muerte este garito?. Le verdad, que estaba respondiendo en ese mismo momento cuando todas las miradas de la mesa de posaron sobre mi cabeza. Ahí estaba justo enredando mi pelo la star de la noche. ¿Alguien reparó alguna vez en el sentido del ridículo que nos hacen compartir los demás sin ninguna necesidad?, eso sentía yo: ridículo. Al principio claro, luego pasó del estupor a la furia, cuando mi Adonis decidió introducir su dedo en mi pasta y reproducir ciertos gestos obscenos, que no repetiré, pero que fueron jaleados por los presentes con gran algarabía. Que me quedara sin postre, es una anécdota sin relevancia, y que saliera casi a hombros a manos del grupo A, me producía cierta amargura estética, por otra parte, la noche no había hecho mas que empezar.
Continuará.

31 comentarios:

Srito Ale dijo...

La comida es sagrada jaja

eva- lazarzamora dijo...

jajajaj.. como acabaràs la noche..??
Sî, sigue contando. Supongo que tendréis que ir a algûn lugar para bajar toda la comida que os mandàsteis. Y cuidadîn con el novio de Jaime...

Un abrazo.

Grego dijo...

Joooooooo... me pasó algo parecido, pero no me di cuenta donde me metía hasta que alguien lo intentó, menos mal que mi mujer le paró los pies rápidamente, hubiese tenido que salir corriendo de allí, jajajajajaja... espero ansioso el desenlace.

Salud.

Alyxandria Faderland dijo...

Hola, y gacias por tu visita a mi blog. la entrada es libre y gratuita!
.
En cuanto al sujeto bailarin under, yo no tengo duda en que le huibera vaicado el ya incomible plato en la cabeza antes de partir con la frente alta, asihacia un poco de ridiculo el y ver que clase de baile improvisaba chorreando salsa....

ana dijo...

Madre míaaa como te amargaron la comida.

Buffffff a mi eso de que me toquen la comida lo llevo fatal.

Y veo que esta sólo es la primera parte niño. Bufffffff que mal rollo me está dando pensar en la segunda. Espero que mejore.

Un besitoooooooo

Cris dijo...

Jjjjjjjjajajjajajajjaaaaaaaajajjajaja, ay por favor qué ascazo!

Por cierto, no sabía que los gays tuvieran "nombre de gay". Era su nombre artístico o sólo lo usaba para salir?

Besitos.

Fany dijo...

xDDDDDDDD que fuerte...

A mi me hacen eso con la comida y:

1.- O bien le tiro el plato a la cara
2.- o bien me voy de allí con un super cabreo que no me pilla nadie xDDD

Creo que igual hago las dos cosas.xD

joer..nombre de ambiente xD eso lo dice el..xD yo tengo una amiga que va por esos antros y..que va tio...la gente es normal... tendrá apodos como to Dios pero vamos..xDD

Un Beso!!

P.D.: Espero ansiosa la próxima parte a ver si lo arreglan contigo xD

Otro Beso! ^^

Luna dijo...

Con la comida no.... y menos con la pasta.

Besos

Leinad23 dijo...

Madre mia, jajaja, vaya noche, por cierto muchas gracias por pasarte por mi blog

Dios Vengador dijo...

Necesito urgentemente un fin de semana perfecto...


Nos vemos en homoNOsapiens.

la-de-marbella dijo...

Soy escrupulosa asi que si alquien mete las manos en mi plato dejo de comer.

metztli dijo...

una noche que no ha hecho otra que empezar, me agrada!!!
esperaré a leer lo que le falta a esa noche.
saludos

Marisa dijo...

Estoy deseando saber como acabó tu fin de semana.

Besos.

Analía dijo...

HOLA, ANTONIO... VI LUZ Y ENTRÉ... TE ESCRIBI EN MI BLOG PARA QUE ME CONOZCAS UN POCO MÁS. OJALÁ HAYA PODIDO EXPLICARME BIEN!!! BESOS ARGENTINÍSIMOS!!!!

Ego dijo...

Sobreviviréeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!
Todo un himno, por Zeus!
Eres bien recibido en mi blog, te agradezco las palabras que me dejaste y paso a echar un vistazo al tuyo.
Un abrazo

Netomancia dijo...

Me encantó el estilo con el que escribís, realmente las situaciones se tornan muy vívidas. Seguirá pasando, pero leeré las entradas anteriores. Muy bueno!
Saludos!

Milenius dijo...

Hola... ¿por qué últimamente se entiende por "diversión" molestar al otro públicamente? ayyy la pasta por la cabeza les daría!!!

besos

21 GRAMOS DE ALMA dijo...

Hola madre mia que banquete , como terminará el asunto jajajajja , gracias por hacerme reir me hacia falta hoy leer algo asi , besos amigo

don carlao dijo...

yo soy de esos a los q no les gusta q le interrumpan el ritual de la comida tb. saludos

chiquitacubana dijo...

jajjaja, no me pierdo la segunda parte, pero por qué te torturan asi, amigo mio?

saludos Antonio.

MAR dijo...

CONTINUARA............................
Cariños para ti.
mar

Raúl dijo...

La/el gogó, pagaría la cena.. ¿no?
Gracias por tus piropos en mi blog.

bixen dijo...

Eres cojonudo relatando.
Mi más sincero aprecio!

Marty McFly dijo...

To be continued...

pa cuando???

Un saludo!

Anónimo dijo...

después de la espera le estropean a uno la comida de mala manera

¡qué desfachatez!

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

jajaja...cómo habrá terminado???... compresas de hielo para el dolor! jajaja de la resaca, digo!
besitos.

Sir Bran dijo...

Simpátiquísima historia, que podría tener capitulos posteriores, porque tiene personajes y argumentos suficientes para mantener el interés.
Espero que la noche acabara en perfecta armonía.
Un saludo y gracias por haberte pasado por mi blog.
Sé bienvenido siempre que lo desees.
Un saludo.

Bajo mis pies dijo...

Es increible, de momento parece que no la estas pasando nada bien, suele pasar, sobre todo hay reuniones que terminan incomodando y pensas - Hubiera sido mejor quedarme en casa?
Quien sabe, esperaremos como sigue!
Mil gracias por pasar por mi blog.
Te agrego a mi costado derecho para seguir tus actualizaciones.
Bss.

Tuti dijo...

Entro a tus "oscilaciones" y disfruto la narrativa de este relato que bien se vive en todas las latitudes cuando un grupo de amigos decide salir y el rumbo es un compendio de anécdotas para el día siguiente.

Un fuerte abrazo para vos Antonio..es comprensible la renuncia del postre.

Anna Francisca

Carina Felice dijo...

Antonio gracias por tu visita, un gusto recibirte y visitarte por aqui tambien :) Nos estaremos cruzando entonces!
namaste /\

BEATRIZ dijo...

Antonio,

gracias por visitarme y comentar,

es curioso como cuando un grupo mas o menos grande se reune, siempre salen detalles graciosos jajaja, como la división inevitable del grupo en subgrupos.

Luego vuelvo a leer la segunda parte

Saludos