Seguidores

lunes, 15 de marzo de 2010

Mentiras y verdades.

A Serafín le gusta morder los labios de Ana.
A Ana, le gustaría a veces algo de violencia en las embestidas de Serafín, escondido en una monotonía perfecta que hace del sexo una partida de ajedrez predecible y rápida.
Jaime piensa en Ana mientras María ve la televisión a su lado. Jaime rejuvenece en cada excursión clandestina, en cada visita al hotel donde explora el deseo de cada botón desabrochado en la camisa de Ana.
A María el sexo de Jaime le parece monótono y triste. Pero es su sexo, compartido tantas veces que ni lo imagina en otros brazos. No perdonaría una mentira. Pero el sexo es otra cosa y, en caso de que se abrieran otras puertas, estaría dispuesta a aceptar que Jaime cruzara ciertos umbrales. Pero no, Jaime nunca buscaría lo que ella puede darle llegado el caso.
La mentira es una navaja de doble filo.
Ana besa a Serafín con el calor de un rescoldo perdido mientras suena un mensaje en el móvil con la hora y el lugar de su próxima cita con Jaime.

9 comentarios:

Claudia dijo...

Hola antonio!
Ana la pasa bien, ella tiene cómo matizar una melodía monótona y cotidiana, pero es un matiz repetitivo que nos deja un sabor a nada, a algo distinto pero sin condimentos... María es la que peor la pasa.. y la más ciega por elección.
UN BESO!
pd: hacia tiempo que andaba perdida pero he vueltoooo!!

Poetas de Alcantarilla dijo...

Que buen texto que evidencia los entresijos de las relaciones humanas, ejemplificandolo en lo más básico y vital, el sexo.

Un placer haber conocido este blog repleto de buenos escritos, espero volver a leerte pronto.

Salud y bendiciones para ti y los tuyos.


POETAS DE ALCANTARILLA.

Lisa dijo...

La vida en sí es una red de mentiras, todos hemos mentido alguna vez.
Besos.

NV BALLESTEROS dijo...

Buen realto...Cual quier parecido con la realidad es concidencia...


Besos

Lilith dijo...

Hay tantos prejuicios sociales que a veces no somos capaces de permitirnos nuestro propio placer, dejamos de comunicarnos y olvidamos ser felices con libertad...

Muxisimas gracias x pasar x mi blog e inaugurarlo con palabras sabias...
Mil besos de colores paisano!!

POLIDORI dijo...

Si todo fuera más sencillo sería asquerosamente tedioso.

Un abrazo.




John W.

metztli dijo...

cuál es la verdad? el beso de serafin y ana o el de jaime y ana?
las mentiras y las verdades son relativas...
muy buen texto...
saludos

Jimena dijo...

Yo fui "Ana" durante algún tiempo y por mi experiencia es el personaje e mas afortunado al vivir intensamente, aunque esto suele tener fecha de caducidad y se lleva mal el aceptarlo.
Un saludo.

rosa dijo...

me gustó el texto, me gusta tu forma de escribir :)
todo se basa en el sexo al fin y al cabo...