Seguidores

miércoles, 7 de septiembre de 2011

El trabajo dignifica al ser humano.


Para no levantar suspicacias y malentendidos, me presentaré ante ustedes con un nombre imaginario, digamos  M. Trabajo en la terraza de un bar, con lo que conlleva en psicología y en conocer a las personas así, a la primera impresión. Sus gustos, sus manías, si son olvidadizos, si tienen familia, si son atrevidos resueltos o maleducados. Si, al primer golpe de vista ¿como lo ven?
            Yo por lo general no soy de fiarme mucho con la primera impresión, te llevas grandes decepciones. Miras a alguien, lo ves, lo estudias, crees que tiene posibilidades y luego, nada de nada. Listo, pelao, mojama. Es lo que tiene, me dijo un día mi compadre  Manuel, a él si le nombro, por respeto, el es toda una autoridad en las terrazas y yo solo llevo unos pocos años intentando llegar a su nivel. Mis inicios fueron como los de todo el mundo, un encendedor, unas gafas de sol, un teléfono móvil con más atrevimiento que distinción he de reconocer y una sola condición: trabajar solo.
            Les daré algunas normas de conducta elementales para este negocio. La primera: no acudir jamás a terrazas valladas, la huida es necesariamente un factor a tener en cuenta. La segunda: la avaricia rompe el saco. No desvalijar dos mesas. Con una cartera en bolsillo ajeno llamamos menos la atención del respetable que con dos, por muy fácil que parezca el negocio. Y tres, nunca le des carrete a ninguna rubia solitaria de buena planta y mejores pechos. Puede ser la mujer de Manolo y ese siempre trabaja en pareja.
         Como ven, vivo de las terrazas, aunque la cosa está mal hasta para los rateros como yo. ¿Mi zona de trabajo? Cualquiera donde sirvan cerveza bien fría.

7 comentarios:

aina dijo...

Y...perros verdes, ¿no hay? porque menudo percal por tu zona, e spero que la mía!

Mixha Zizek dijo...

Te noto medio desalentado y triste, que nada confiado, voy a tu zona de trabajo, no llevo cerveza fría pero amistad de la mejor, un beso A.

Raúl dijo...

¿Y cómo llevas lo de la brutal competencia en tu sector?

Musaraña dijo...

Con la situación actual ya no sé quien es ladrón ni quien honrado....cada uno hace lo que puede y quiere.

Un saludo

Miguel Baquero dijo...

Tendré en cuenta yo también, para la próxima, en cuanto me den la condicional, eso de desvalijar de uno en uno. Me parece un consejo edificante ;-)

http://raizcuadradademenos1.blogspot.com dijo...

pásate...

Agencia Digital dijo...

Excelente publicación, muy buenas tus recomendaciones.