Seguidores

lunes, 31 de agosto de 2009

715

520 no es un número mágico,
ni siquiera una insignia plateada
en mis jeans desgatados de puro andar.
Retrocedo hasta el 515,
cuenta atrás absurda, capicúa y deshonesta.
510 puede resultar redondo y concluso
para obtener ciertas ventajas
contando escalones en rápida ascensión.
331 es un número brillante,
difícil de encontrar y capaz de definir la nada.
Igual para nombrarte,
debería encontrar la suma perfecta
de esos números tristes y feos,
acumulados en el destierro colectivo.
Te asigno el 715,
casual y sin rastro.
Individual, intransigente, insoportable,
insatisfecho, inapropiado e imperfecto:
como las mañanas de mi deseo impuro.

11 comentarios:

Neogeminis dijo...

jejeje excelente juego de números y palabras...la estética de los números nunca se ha escapado siempre de mi dominio...mucho más sus personalidades! jejeje Se ve que de eso,en cambio, vos podés dar cátedra!
Un placer leerte.
Saludos!

quiereteMUCHO dijo...

Muy bueno el primer post numérico que llega a mis sentidos.
Me voy a hacer lectora asidua a tu blog ¿si me lo permites?...

Gracias por tu vista. Da gusto saber que le gustas a gente que merece la pena ver lo que tiene dentro de la cabeza.

Tienes otra seguidora más a tus dos centenares.

P.D.: quiereteMUCHO. Nadie lo hará por ti

Amaya dijo...

Ojalá se pudiera meter el amor en un número. Los números son manejables. Pueden restarse y sumarse a demanda.

Me ha encantado tu poema. Muy original

Un fuerte abrazo

Irlanda dijo...

Vaya con el 715.
Un petó.

Persefone dijo...

Me encantan los juegos de palabras que haces, que creas...asignarle uan personalidad a cada numero...simplemente genial.

Un saludo

Morgana dijo...

Me gusta muchísimo!

Gracias!

Capitán Clostridium dijo...

Curioso juego de cifras y letras. Oye, a mí el 331 me gusta. Y el 715.

POr cierto, gran 3108 (= BLOG), ayer fue el día internacional de los blogs, fue 31 de Agosto, y no estoy de broma. Lo que estoy es de vuelta de las vacaciones :S

Nanuk dijo...

Me ha encantado. Y mira que jamás me interesó la numerología. Mas si esto es una ciencia, la de sumar y restar palabras, tú parece que la dominas como el pirata su espada.
A por otro.

Interruptor dijo...

Eres pura poesía.

Abril Lech dijo...

mE GUSTA ESTA ENTRADA. yO TENGO MI PROPIO NÚMERO DE TRES CIFRAS. eS CÁBALA. CADA VEZ QUE LO VEO (QUE ES TODOS LOS DIAS) INSTANTÁNEAMENTE PIENSO QUE LO BUENO VIENE Y DOY GRACIAS.

y LO BUENO SIEMPRE VIENE...

mIS BESOS

(Y siempre estará ese mítico 7 para mi alma y mi corazón!)

POLIDORI dijo...

A uno, que es de números, le agrada ver algo distinto de ellos. Y si además está bien escrito mejor que mejor.


Enhorabuena.



John W.