Seguidores

martes, 25 de mayo de 2010

Perdí, perdiste: perdimos.

Fabriqué un mundo donde los días
amanecían disfrazados de payasos tristes.
Por favor: devuélveme mis horas.
Nadie dijo que tu vida,
Iba servida a cobro revertido.

9 comentarios:

Meme dijo...

Tus horas volverán, sin que te des cuenta, y volverás a ser tú.

Neogeminis dijo...

Son muy pocas las cosas de la vida que no nos dejan, al menos, un buen aprendizaje. De casi todo podemos extraer algo bueno...si el amor pasó, por lo menos existió...eso ya es ganancia.
Un abrazo!

Jauroles dijo...

A fabricar de nuevo! Que remedio... ;)

Saludos.

María dijo...

Como tú, te descubro y me pierdo en tu blog. Te amenazo... Te sigo desde hoy.
Enhorabuena, me encanta reconocer las almas en las palabras.
Besos

Nómada dijo...

Ahhhh... qué amargo golpe darse cuenta de lo que has escrito.

SILVIA dijo...

Las horas pasadas nunca regresan.
Sólo queda vivir las venideras.
Un fuerte abrazo!!

Raúl dijo...

Qué desolador. Un paisaje como el de las buenas pelis... sin vencedores.

Pd.- Más que volver, volver.. oscilo.

Miguel Baquero dijo...

Gracias por tu visita. Me alegro de haber pasado a leer tu pequeño poema, aunque fuera a cobro revertido, Volveré por aquí

Helenaconh dijo...

"por favor: devuélveme mis horas"
qué petición más triste...